Últimos temas
» ¡El último post gana!
Sáb Sep 06, 2014 9:09 pm por GraY

» Censo de Agosto
Vie Ago 22, 2014 3:20 pm por Beyond Birthday

» Beyond Birthday [FICHA]
Miér Ago 06, 2014 8:51 pm por Alexandra Withelmain

» Petición de rangos
Mar Jul 22, 2014 4:54 pm por Beyond Birthday

» Normas a firmar
Mar Jul 22, 2014 4:29 pm por Beyond Birthday

» Registro de Personajes.
Dom Feb 16, 2014 9:52 pm por Theyaly

» Theyaly Itami
Dom Feb 16, 2014 9:50 pm por Alexandra Withelmain

» GraY "Kanashi"
Mar Ene 07, 2014 5:18 pm por Alexandra Withelmain

» Feliz Navidad Infinity Town!
Dom Dic 22, 2013 1:27 am por Lan Sakay

Los posteadores más activos del mes

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 29 el Dom Ago 17, 2014 2:07 am.
Afiliaciones Elite

Len Kagamine

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Len Kagamine

Mensaje por Invitado el Vie Mar 15, 2013 2:19 am


{Len Rosae Kagamine}


{Datos básicos}

Edad:

19 años.


Raza:

Humano.

Habilidades:

¶ Por su parte materna tiene la capacidad de detectar cuando la gente está mintiendo, basándose prácticamente de sus sentidos desarrollados y de las reacciones de las personas sometidas a ciertas circunstancias o cuestiones, sin embargo, debido a su subjetividad y de que puede ser fácilmente influenciado esta capacidad no la ha desarrollado al máximo posible, por lo que tiene un 20% de probabilidades de error, siendo una habilidad extremadamente fácil de ser errónea, por no decir que prefiere confiar en todo el mundo y todo lo que se le dice.

¶ Por obligación (y gusto aparte) ha tenido que practicar con diversas espadas como “adorno” a su persona. Esta es la única habilidad que se ha tomado en serio, posee un estilo de batalla elegante en el esgrima, además de veloz; sin embargo, la fuerza de su ataque es poca debido a sus capacidades físicas, puede ser fácilmente derribado con el uso de la fuerza física, así que prefiere basar sus ataques en la estrategia y en la velocidad para esquivar y burlar a sus oponentes, compensándolo con su débil cuerpo.

¶ Debido a la descendencia de su padre tiene poderes mágicos de gran poder; pero debido a la debilidad de su cuerpo no es capaz de potenciar esa magia por sí mismo. Posee un libro de hechizos mágicos de variedad (ataques de fuego, tierra, hielo, etc.) pero se especializa en la magia sagrada para combatir a seres oscuros. El libro está protegido por un sortilegio en forma de runas en su tapa que evita que alguien más pueda leerla, por lo que solo Len es capaz de utilizarlo. Los ataques más poderosos necesitan de más concentración, así como más tiempo de casteo.

Debilidades:

¶ Es un humano común y corriente, sin ninguna fuerza física inusual, además de ser maldecido con un cuerpo sumamente débil y enfermizo, un simple y común resfriado puede llegar a mandarlo K.O a la cama por varios días, e incluso semanas, usar cualquiera de sus habilidades pone al límite su cuerpo, por lo que en su mayoría evitara pelear hasta agotarse porque la batalla más patética pone en riesgo su vida.

¶A pesar de que la fuente especializada en su magia (y ni tanto) sea la de luz, su cuerpo como tal es débil ante ataques de tipo de magia oscura, un solo golpe y adiós existencia. Precisamente por eso intenta buscar maneras de protegerse con magia blanca que maneras de atacar.


¶ Su vida es tan frágil como una hermosa rosa… Literalmente. Entre sus pertenencias existe una rosa bellísima de color amarillo, si la rosa se marchita, el joven también se “marchitara”; está completamente conectado a ésta, si Len sufriese daños, la rosa comenzará a perder pétalos, si la rosa pierde todos sus pétalos aunque no esté marchita, el rubio de igual manera morirá. Suele proteger la rosa en un capelo de vidrio y que nadie sepa de su existencia.

Virtudes:

• Es dueño de una bella voz soprano, puede llegar a grandes altos cuando canta; mientras habla puede notarse una voz masculina un tanto infantil a pesar de su edad (19), suele siempre hablar suave y bajo, con delicadeza, no suele elevar la voz pues lo considera una falta de respeto.

• Tiene un carisma y seguridad en sí mismo excepcionales, sabe que decir, en que momento y cómo hacerlo, su estricta educación le exige siempre hablar de manera respetuosa a quien quiera que tenga frente a sí.

• Es un estratega por naturaleza, tiene un vivaz prodigio por dirigir estrategias en guerra dignas de un príncipe (por lo que prefiere planear las batallas a estar en ellas).

• Fue bendecido con el don de las plantas, además de que lo auxilia a cuidar su fuente de vida, gusta de cuidar pequeños jardines de rosas y diversas flores, sabe cómo cuidarlas con gran maestría.

Defectos:

• A pesar de tener una gran habilidad de la palabra y parecer alguien de mucho mundo, es, en realidad, un niño inocente en el alma, por lo que no sabe ni conoce nada más allá de lo que le fue enseñado.

• Nació en la realeza, por lo que está acostumbrado a que se le haga todo, hasta que le alisten la ropa, no sabe valerse por sí mismo por mucha madurez que pueda aparentar.

• A veces se pasa de seguro de sí mismo y puede llegar a ser arrogante y soberbio de manera mínima con los demás.

• No sabe cómo actuar en situaciones donde se le contradiga, ante gente enojada o maleducada no tiene idea de que hacer.


{Descripciones}

Descripción Fisica

Len es toda la imagen de un príncipe hecho y derecho, desde sus maneras hasta su físico; es de una altura aproximada a los 1.67 centímetros y de complexión delgada, poco musculosa y figura estilizada por sus brazos y piernas largas, su peso es de unos 59 kilogramos o poco menos. Su piel es blanca con una textura similar a la porcelana, libre de marcas o cicatrices y ligeramente sonrosada, bastante suave al tacto; su rostro es de rasgos finos y ligeramente femeninos, la forma redonda de su cara, pero alargada y con la barbilla terminada en punta le da un aspecto un tanto infantil, su nariz es recta y respingada en su punta, sus labios pequeños, delgados pero bien delineados, siempre curvados en una dulce sonrisa, sus pómulos le dan un aspecto grácil y calmado. Enmarcando su rostro está su largo (hasta los hombros) cabello de rubio dorado lleno de vida, siempre recogido en una alta cola de caballo por un negro listó de seda para despejar sus mejillas, sin embargo no puede evitar que cubran su frente algunos mechones rebeldes de cabellos; sus cejas arqueadas y delgadas son del mismo color que su cabello, bajo esas cejas existen orbes azules intensas como el cielo, rodeadas por espesas y largas pestañas negras, dotándole de una mirada intensamente calma.

Su vestimenta usual consiste en una gabardina manga larga de negro cenizo con vivos en color blanco. La forma del cuello y solapas es ancho y las mangas amplias con dobles, sus hombreras estilizan la figura de sus brazos. Su camisa es blanca de manga larga también y de holanes en ellas y en parte del cuello, con algo de encaje negro en éste. Alrededor del cuello posee un gazné de seda verde olivo, que se esconde a medio pectoral bajo su gabardina, en su gazné lleva cruzada una gema brillante amarilla a manera de adorno. En la solapa izquierda de la gabardina tiene un colgante de cadenas con un dije de una cruz, la parte cruzada de ésta tiene un estilo militar con varios botones de plata. Lleva un cinturón café grueso y ancho con hebilla de plata. Pantalones ajustados negros de algodón y unas botas cafés, al mismo estilo que el cinturón.

Cuando practica magia (rara vez) utiliza un traje blanco con mangas largas de vivos rojos y una capa del mismo estilo que por la parte interior es completamente roja y está unida por la parte frontal a nivel de la mitad de su pectoral por un broche de tela con vivos y botones rojos. Al igual que su traje usual este tiene en la parte del pectoral y hasta abajo un orden de botones que le da un aspecto ligeramente militar, sus botas son blancas y pantalones un poco ajustados del mismo color. El listón que sujeta su pelo es color azul.

Para su actividad favorita que es el esgrima ha mandado a hacer un traje bastante especial para él, lo utiliza mucho cuando sale de viaje por razones personales fuera de su reino. Consiste en una camisa sin mangas y cuello de tortuga que se pega a su figura completamente de color blanco, como abrigo tiene una capa larga color negro que puede a llegar a cubrirlo todo, con vivos en amarillo y por la parte del cuello un material cálido y afelpado que asemeja el pelaje de algún animal en color amarillo también, un cinturón negro que cruza a la cadera y pantalones blancos; botas y guantes negros que cubren desde el cuarto inferior de sus dedos hasta un poco más abajo del antebrazo con vivos amarillos.

Descripción Psicologica:

La caballerosidad es el primer rasgo destacable en el rubio, siempre se dirigirá a las personas con un infinito respeto, pues así fue educado. En general es un joven bastante dulce y atento, pero al mismo tiempo exige su lugar, pues está bastante acostumbrado a ser cuidado por sus súbditos y gente que se hacía cargo de él (tales como niñeras o damas de compañía). Es un gran idealista y soñador, siempre fue criado para gobernar, más no para tener una vida propia como tal, así que hay muchas cosas que desconoce tales como el amor o el mal. Siempre ha deseado conocer más allá de su castillo, lo único que lo retiene en él es su jardín personal de rosas que tiene en cuarto del castillo exclusivo para él, ya que se le prohíbe salir a los jardines exteriores a causa de su delicada salud.

Es en sí bastante sentimental y se preocupa por la gente que quiere. Generalmente es un chico de buenas intenciones, pero como toda realeza tiene una parte orgullosa, detesta que se le lleve la contraria, de cualquier otro modo pasa a ser serio, incluso autoritario e hiriente en sus comentarios, lo peor es que no tiene conciencia de esta mala actitud que puede llegar a tener. No sabe actuar con la gente que no sabe de su propio mundo, por lo que no tiene amigos. Adora las rosas, pues son la única cosa viva con las que se expresa con naturalidad, ama cuidar cualquier planta o flor que se le cruce en su camino, sobre todo porque una específica representa su vida. Cuida en especial de ella, pues, como todo humano, tiene miedo de morir, sueña con algún día encontrar a alguien especial, y por ello desea mantenerse con vida todo el tiempo posible.

A pesar de tener varias admiradoras y pretendientes, no conoce que es el amor, ni siquiera la perversión o ese cariño especial de que mucha gente habla. Se fía muy rápido de la gente, afortunadamente es poca la que conoce, así que hasta ahora sus 19 primaveras, no ha tenido la necesidad de sentir la traición o el rechazo de alguien. Se podría decir que por la única persona por la que se siente rechazado es su padre, independientemente de eso él lo admira mucho, pues siempre supo llevar su corona con honor y humildad, quisiera algún día ser como él, por lo que da su mayor esfuerzo en ser un gran gobernante de su reino.

Siente un cariño infinito por esa hermana perdida y que desea conocer con todo su ser. No le reclama a sus padres el que ella no esté, más bien, con la imagen de ella, se fija metas para alcanzarla, para él es un ideal que lo mantiene con esperanzas y siempre con una sonrisa, intentando dar todo de sí.



{Historia}

Hace muchos años, en un reino llamado Antiqum Rosae, nacieron dos gemelos, niña y niño respectivamente, a pesar de que su vida estaba planeada juntos, el destino tendió una trampa para ellos…

La leyenda decía que lejos, muy lejos de aquel reino, existía un poderoso dragón que amenazaba con destruir todo el reino, pero que si ofrecían cierto sacrificio los dejaría en paz. El sacrificio constaba que un bebé de la realeza, o alguien que poseyera una hermosa voz, viviera eternamente en la cueva del dragón, para que le cantara por la eternidad. La familia real era famosa, pues en su linaje estaba presente de forma potente la música, no había nadie en la familia real que no tuviera hermosa voz o se involucrara de cualquier otra manera a ese arte.

Así pues, con la amenaza del dragón encima de ellos, decidieron dar en sacrificio a la hermana mayor de los nuevos descendientes del reino, pues aunque el varón era el pequeño, estaba destinado a ser quien encabezara a la familia. Un dije fue entregado a ambos, para ella, uno con la clave de sol, para él, uno con la clave de fa. Fue lo único que ella se llevó antes de ser entregada al temido dragón. Con el pesar de su corazón, el rey y la reina vieron que solo quedaba un descendiente, pues la mayor sería la encargada de calmar la furia de la mitológica criatura al convertirse en un Diva, destinada a cantar por siempre. Pero no dejaron que el sentimiento interviniera en sus deberes, aún tenían un príncipe que criar, ambos acordaron que su gemela jamás sería mencionada, no debía existir en la vida del pequeño para que no obstruyera su futuro.

Len fue criado más por sus tutores y niñeras que los propios padres, pues ellos tenían obligaciones que cumplir con el reino y no tenían tiempo de atender al pequeño por ellos mismos. Pero no querían ser ajenos a su vida, por lo que algunos días, tomaban al pequeño de dos años a cantar con él, a enseñarle todo lo que sabían sobre la música, a mostrarle la pasión por este arte. Como si lo trajera en las venas, a los 5 años el principito gustaba de cantar por los alrededores de los jardines, mirando todo el tiempo las rosas, que eran emblema del reino y las demás flores que se encontraban ahí. Esa fue la primera vez que cayó en cama por una semana, su cuerpo era bastante débil, por lo que el aire y la intemperie ligeramente fría (común en aquel lugar) hicieron su trabajo con su muy bajo sistema de defensa. El rey desesperó, no podía ni quería creer que su descendencia fuera tan débil físicamente, comenzó a alejarse del pequeño, pues no le interesaba que alguien que pudiese morir en cualquier momento gobernara su tierra.

Su madre, en cambio, creía que la fuerza física no importaba para ser un gran gobernante; se mezcló de una manera más emocional con el príncipe, le contaba historias todas las noches, sin importar cuanto trabajo tuviese encima, y le cantaba hermosas canciones de cuna.


A sus 6 años de edad, Len recibió un regalo muy preciado para él, pues venía de parte de ambos progenitores: Un diario grande para que expresara y plasmara sus sentimientos en él. El pequeño fue muy feliz, estaba comenzando a escribir de manera correcta, además, como siempre estaba encerrado desde la primera vez que enfermó sintió que un pequeño pedacito de cielo se había abierto para él, al menos su diario sería su gran confidente, y así lo hizo, esa misma noche, con la ayuda de un tintero y una pluma obsequiada por el rey, comenzó a escribir.

Spoiler:
Querido diario:

Papá y mamá me regalaron un diario, dicen que me ayudará a sentirme menos solo cuando ellos no puedan estar conmigo… ¡Espero que seamos buenos amigos!

Y así fue como el pacto entre el diario y el niño comenzó, todas las noches, aunque no hubiese nada interesante en su vida, el pequeño rubio se esforzaba en sacar más de 2 renglones, pues no quería desperdiciar un regalo tan hermoso como lo era ese, su diario se convirtió en su mejor amigo y confidente.


Spoiler:
Querido diario:

Papá dice que cuando cumpla 8 dejaré de ser un niño para comenzar a convertirme en un hombre… No sé lo que significa ¿Tu sí?

Poco después de cumplir los 7 años, el rubio entró a su habitación con desgano, cerró suavemente la puerta tras de sí, contempló el pequeño estudio que se había armado para él: Un escritorio elegante de madera de caoba y una sillita del mismo material, algunos libreros llenos de libros infantiles y cuentos, y muchos otros que solo un adulto llegaría a entender. Sobre el escritorio había algunas hojas sueltas, un tintero lleno, una pluma y su diario. Se dirigió en dirección al escritorio y se acomodó sobre la silla, tomó delicadamente con su diestra la pluma y sumergió la punta en el tintero, abrió su diario y dejó fluir las palabras.


Spoiler:
Querido diario:

Hoy quise jugar por los alrededores de la alcoba de papá y mamá. Los escuché hablando, así que por curiosidad me acerqué a la puerta para oír mejor, mencionaron a una niña, decían algo como “La hermana de Len no volverá jamás, acéptalo”, es lo que escuché de papá, pero no entiendo lo que quiso decir, sé que es una “hermana”, mamá me cuenta muchas historias sobre hermanos, pero se supone que yo no tengo una hermana… ¿O sí? Tengo miedo de preguntar…

Desde aquel día el joven príncipe se veía absorto en sus pensamientos y jugaba muy poco, aquella conversación que había escuchado de sus padres lo dejó pensando acerca del misterio de la hermana. Si él tenía una hermana ¿por qué jamás la había visto? Pasaron algunos meses, el rey y la reina notaron el repentino comportamiento inusual de su hijo, y preocupados le preguntaron qué sucedía. El pequeño Len, sin embargo, tenía miedo de que sus padres se enterasen de su pequeño espionaje, por lo que decidió decir otra cosa, no una mentira, sabía que las mentiras eran malas, pero creía que si les decía otra cosa que igual lo inquietaba no habría problemas. La respuesta que eligió para calmar la preocupación de sus padres fue que quería tener alguna manera de jugar afuera, sin tener que salir; como esperaba, el niño no tuvo respuesta alguna, pero fue cuestión de algunas semanas para que en su diario, apareciera una página muy alegre escrita por él.


Spoiler:
Querido diario:

¡No lo vas a creer! Hace algunas semanas les dije a papá y mamá que quería jugar afuera sin tener que salir, sé que dije algo tan raro como eso, pero realmente ellos me dieron un regalo tan genial como tú. Papá y mamá hicieron que construyeran un jardín dentro del castillo solo para mí… Mamá dice que me enseñará a plantar y a hacer crecer rosas como las que están fuera del castillo ¡Me siento tan feliz! ¡Ya quiero que sea mañana para poder crear mi propio jardín!

Fue así como empezó a despertar un nuevo hobbie para el solitario príncipe, su madre le enseñó todo lo posible sobre plantar y cuidar flores; fue él mismo quien se encargó de ese pedacito de jardín interno y de crear un mundito donde pudiera jugar y sentirse como si estuviese afuera. El tiempo pasó, cumplió los 8 años y fue llamado por su padre, el rey, quien parecía tener algo muy importante que decirle; al pequeño recibió en un capelo de cristal una bellísima rosa amarilla y se le fue indicado que cuidara de esa rosa como a nada en el mundo, pues se trataba de la chispa de su existencia, una pequeña historia le fue contada, que todos los miembros de la realeza tenían atada una rosa, su padre mostró la rosa azul que poseía y le dijo que su madre tenía igualmente una bella flor de color rojo; esa era la razón del nombre y emblema del reino, desde tiempos remotos los nobles al nacer tenían destinada una rosa a la cual su alma se conectaba. A pesar de no entender muy bien de que iba su rosa, aceptó cuidarla con esmero. Desde ese momento su padre se esforzaba en darle la enseñanza de cómo debe comportarse un príncipe, la forma de caminar, de hablar y moverse correcta y elegantemente, a pesar de que no lo consideraba apto para gobernar por su debilidad física sabía que era el único descendiente, y era su tarea y obligación encaminarlo a la realeza; para Len en vez de ser tedioso, le parecía divertido, admiraba a su padre y quería ser como él. Prontamente el príncipe estuvo lleno de tareas y ejercicios que su padre le imponía, cada vez tenía menos tiempo para jugar como todo niño, no tenía amigos reales, y su única diversión consistía en el diminuto jardín que cuidaba (y que los jardineros del castillo ayudaban a mantener).


Las estaciones pasaron, Len se convirtió en todo un apuesto jovencito de 14 años, había aprendido todo lo básico que su padre le había mostrado, su habitación estaba llena de libros e información de todo tipo, el jardín interno había sido ampliado, su primer diario tenía un lugar especial, pues ya lo había terminado, pero para el rubio era un amigo eterno, el cual releía miles de veces, sonriendo al recordar las cosas que mientras más simples eran, más lo hacían feliz.


Para su catorceavo cumpleaños su padre le regaló al rubio un libro con una portada extraña, tenía una rosa, como el emblema del reino, pero estaba marchita, de color negra, la cubierta del libro era bastante antigua, de piel color café, pero le encantaba el detallado del dibujo. El antiguo libro era nada más ni nada menos que un libro de magia. Descubrió gracias a su padre que era capaz de hacer magia, pero debido a su débil físico necesitaba un “intermediario” que potenciara aquellos ataques, también le fue entregada su primera espada, una delgada de esgrima, así comenzó a entrenar ambas disciplinas, especializándose en la magia, pues aunque adoraba blandir su espada sabía que su fuerza física era poca para poder especializarse en ella.


Su entrenamiento en magia, esgrima y como príncipe continuaron normalmente hasta cumplir los dieciséis años; un recuerdo fugaz sobre una niña regresó a su mente, en ella escuchaba una dulce voz que con canciones rogaba ser salvada. Esta vez estaba seguro de que aquella voz era esa “hermana” de las que sus padres habían hablado tiempo atrás. No le costó mucho descubrir la leyenda acerca del poderoso dragón que amenazaba con destruir al mundo, lo encontró en varios libros, la persona que encajaba perfectamente para el papel de la nueva Diva era…


Tuvo una fuerte discusión con sus padres, obligándolos a contarle la verdad acerca de su hermana, no fue fácil para el joven príncipe descubrir que las voces que oía eran en efecto de su gemela que a través de su voz llegaba a su alma, pidiendo auxilio. Mandó el reino y todo al demonio, y decidió ir en búsqueda de aquella voz que lo atormentaba con su dolor, anhelaba rescatar a su otra mitad para nunca más estar solo. Tomó su libro, la rosa en una cúpula (que cuida pues representa su existencia) y su espada, y sin más se embarcó a un largo viaje en búsqueda del paraíso artificial donde descansaba el dragón que retenía a su hermana.
Han pasado tres largos años, y su búsqueda lo ha dirigido aquí, a infinity town, donde busca desesperadamente rescatar la agonizante voz.



{Extras/Origen}

-Posee un dije como collar con la forma de una clave de Fa. El apellido "Kagamine" lo conformó el mismo durante su viaje, su nombre real es solo "Len Rosae".


Nombre real del personaje:

Len Kagamine.


Anime/manga/videojuego al que pertenece:

Vocaloid.


{Galería}

Spoiler:

Spoiler:

Spoiler:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Len Kagamine

Mensaje por Luka Crosszeria el Sáb Mar 16, 2013 12:20 am

Bien, ficha aceptada, recuerda mantenerte en actividad.


_________________

In name of Hell...
-I am a God-



avatar
Luka Crosszeria
Admin

Mensajes : 229
Fecha de inscripción : 03/01/2013
Localización : Donde quiera.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.